La manipulación de los espejos de Roberto Marcalle Abreu. Una visión crítica a partir de la teoría literaria.

Roberto Marcallé Abreu , es uno de los escritores más leídos de República Dominicana. Se trata de un escritor relativamente joven, el cual posee ya en su trayectoria una gran cantidad de novelas, poemarios  y libros de cuentos .

Como novelista, se inscribe en los años setenta. Entre sus novelas se pueden citar: Las dos muertes de José Inirio, El minúsculo infierno del señor Lukas, Sábado de sol después de las lluvias, Ya no están esos tiempos para trágicos finales de historias de amor, Alternativas para una existencia gris, Esperas de penumbras en el viejo bar, Las siempre insólitas cartas del destino, Estas oscuras presencias de todos los días, Sobre aves negras cortes de media luna y lágrimas de sangre. La mezquina existencia del señor Manfredo Pemberton, No verán mis ojos esta horrible ciudad , En honor a mi muy querida Stella , La Manipulación de los espejos entre otras.

El crítico literario Di Pietro, señala, que las novelas de Marcallé Abreu, están marcadas por un discurso moral y en cierta forma testimonial. Refiere además, que el autor utiliza un estilo periodístico. Afirma, que el asunto de lo moral en la obra de Marcalle es muy marcado. (15) . Coincido con la visión de mundo del crítico Di Pietro en que la novela aquí estudiada y las que  él  ha estudiado en algunos de sus libros sobre crítica , acerca de la narrativa dominicana  sobre la cual afirma,  que las novelas de Marcallé Abreu pueden ser enfocadas desde una perspectiva moral ,  que el autor quiere proyectar en sus personajes sobre todo en esta novela, sobre todo  en el personaje del señor Alfredo Pemberton.  Que la obra sea testimonial o periodística , es posible de acuerdo a la forma en que está escrito el relato a manera de exponer los hechos que han acontecido en esa sociedad de la que habla  el autor, que no es más que la sociedad dominicana. Puesto que  en ella menciona elementos que lo comprometen con el discurso, desde diferentes niveles . Sin embargo y apartándonos de lo que refiere el crítico Di Pietro, podríamos decir , que esta novela ofrece un inmenso caudal de riqueza textual y podría ser enfocada desde diferentes puntos de vista.  Pues en ella   se nos ofrece la oportunidad de reflexionar sobre el discurso del autor y  más que nada, como  el hablante, plantea algunos elementos que integran su discurso a través de la ciudad  de Santo Domingo y el personaje del señor Pemberton.

Al referirnos en este trabajo al escritor Roberto Marcallé Abreu no trataremos de compararlo con otros novelistas dominicanos, ni con otros escritores contemporáneos. Se trata de constatar la relevancia que tienen sus obras en el momento histórico en el que se inserta la novela y por otro lado el aspecto que corresponde a la construcción estética en “La manipulación de los espejos”.

En la primera lectura de La manipulación de los espejos, notamos que no se trata de una novela que denuncie la dictadura de Trujillo más allá de las fronteras geográficas y culturales. Cualquier lector instruido se puede acercar fácilmente al mundo narrativo de Marcallé Abreu,  debido en parte a la universalidad de su literatura. Sin embargo, tras su re-lectura se comprueba que el sentido de la estética del espacio donde se desarrollan los hechos en esta novela, es la República Dominicana. Es  en la ciudad de Santo Domingo donde acontece la trama y se impregna de su cotidianidad, con sus calles, su historia , en la mayoría de las páginas del texto. Cabe decir, que la novela que nos ocupa es sensorial y plástica y su realidad está sublimada e idealizada, gracias a las imágenes, los símbolos y las metáforas que pueblan la historia del protagonista, tal y lo como veremos en este trabajo.

La manipulación de los espejos…   de Marcalle Abreu, gira alrededor del personaje de Manfredo Pemberton, quien de pronto se ve atrapado en el centro de la tempestad de lo que significan los aspectos concretos e hirientes para el ciudadano. Esto, lo veremos reflejado en su diálogo con el mismo, en el que denuncia y se puede intuir  mediante  su discurso, que se trata de uno transgresor. En el cual  el que el hablante  refleja la descomposición social que experimenta la República Dominicana .

En el contexto de esta novela, se involucran la orfandad, la pobreza del individuo sobre todo , en la persona del señor Manfredo Pemberton ,sus reflexiones  y en el entre línea, se trata del  descalabro de la sociedad dominicana hasta la actualidad.

En La manipulación de los espejos, Pemberton es el protagonista de esta historia y considero que el personaje que mejor proyecta la situación caótica del país, en este momento en el que se narra la novela . Es un señor de edad avanzada, jubilado, que vive con una sobrina en un apartamento con varias hipotecas. El personaje está pasando en ese momento, por una serie de tribulaciones que en su vejez lo transforman en un ser impotente y sin atisbos a que adherirse. Estas situaciones y otras le provocan estados depresivos que lo lleva a la desesperación. Pemberton es un buen ciudadano, honesto y cabal que ha trabajado toda su vida, un hombre de integridad moral, integridad y cultura. Es además un hombre consciente de su responsabilidad como ciudadano. Èl quiere vivir tranquilo y en paz sus últimos años, pero parece que no puede ser así, pues la sociedad dominicana de ese entonces está en deterioro total, abandonada y en  total descomposición.

La vida para gente como él es una , que  se le escapa de las manos, pues la misma  se ha convertido en un verdadero infierno. Solo los ricos escapan de esa situación, en la que no se puede vivir con las pensiones ,como es el caso del protagonista. Parece ser que la clase media ha desaparecido. Pero ciudadanos como el señor Pemberton se encuentran sin atisbos para seguir viviendo, sufriendo las consecuencias de una sociedad decadente y disoluta.

En opinión de Bachelard, la literatura produce dos efectos en el receptor: la resonancia o placer que permanece en su interior, y la repercusión que mide las consecuencias de ese placer y despierta su imaginación. Las resonancias se dispersan por la vida, mientras que la repercusión sirve para profundizar en la existencia ( Bachelard. 2006:14).

La manipulación de los espejos, provoca esos dos efectos en los lectores. La novela está colmada de ideas e imágenes entrelazadas, que intentan explicar el mundo en forma de símbolos y metáforas. Lo que provoca que la textura intencional, domine sobre la extensional. Así vemos que el espacio  donde se presenta al señor Pemberton , es uno subversivo, un  caos, indiferencia, vicisitudes del concepto lugar y espacios fantasmagóricos.

En estos espacios internos y externos prevalece lo macabro, lo grotesco, lo carnavalesco y hasta la fragmentación de la identidad del hombre, encarnada principalmente en el personaje del señor Pemberton. Situación que parece nacer de la crisis existencial que sucede en las sociedades en dificultades similares a las que se aprecian en escritores de otras épocas como; Joyce, Baudelaire y Rike, los surrealistas.

La ciudad en esta novela, es una cadena infinita de metáforas, cuyo significado proteico es susceptible de convertirse en significantes. Los giros, desvíos y digresiones del señor Pemberton que camina o deambula por la ciudad se pueden comparar a los giros estilísticos de un texto literario.

En la novela, la ciudad no solo cuenta como aspecto físico y geográfico. Armando Silva en Imaginarios Urbanos refiere, que lo urbano tiene que ver con el uso e interiorización de los espacios y sus vivencias. De este modo, la ciudad en la novela de Marcalle, es un escenario del lenguaje, de evocaciones y de sueños, de imágenes y variados discursos y escrituras. Desde   luego en un espacio para lo literario:

“El individuo se encuentra en una sala de un cine junto a miradas de personas de rostros grotescos,; gestos, actitudes y miradas atroces [… ] La paranoia se apodera del personaje pensando que algo tramaban en su contra. [….]algo terrible y espantoso se estaba incubando en su contra. Olas de miedo vapuleaban su cuerpo, ahogándolo en una inseguridad expectante. […] No se explicaba esa turbulenta sensación de eventos, ni el por qué de su presencia torpe y absurda en aquel escenario de deformidades, devastaciones y ruinas “.(29)

La ciudad, al igual  que la novela es un cruce de miradas, de discursos y de diferentes lenguajes que se comunican entre si , para darle sentido al alegato del autor, que de alguna manera pretende comunicar aspectos importantes de una época particular.

En la novela, la ciudad se manifiesta la violencia, que azota a todas las clases sociales en una u otra forma, tal y  como podemos apreciar en el siguiente segmento:

 

“[…] Ciertos ruidos tras él lo distrajeron un instante. Observó la actitud arrogante, las maneras desaforadas y los rostros de maldad de hombres, mujeres ancianos y niños, todos ellos moviéndose inquietos y aterradores a sus espaldas, escalando peldaños ruinosos, empujándose, tropezando y maldiciendo riendo y vociferando con un acento gangoso e ininteligible”.

Así como hemos visto en el segmento anterior, se pueden apreciar la violencia, la intolerancia, la desconfianza de grupos sociales plurales que al contrario de dialogar, gritan buscando un lugar para la sobrevivencia. Todo ello escrito en un lenguaje de un autor culto, pues el hablante se expresa en ocasiones en una prosa poética en la que identificamos al poeta detrás del hablante que no es otro que el  propio autor. En algunos segmentos del texto, nos recreamos en una prosa poética en la que sobreviene lo lírico .

La ciudad sacude al personaje, le obliga a pensar en escapar y refugiarse de algo que no puede controlar. Se encuentra de pronto inmerso en un sitio de marginación, un ambiente desconocido, solo, donde todo parece un caos y una locura, lo cual  presentarse de manera directa en la conciencia del personaje. Diríamos en otras palabras, que  no son  más que los miedos agazapados en el interior del individuo producto de la propia realidad de impotencia ante lo que se vive en la sociedad de entonces.

En esta novela se privilegia la poética del detritus, en la cual se relacionan espacios decrépitos, cuerpos enfermos y mentes esquizofrénicas, neuróticas alienadas. Cuando me refiero a estos espacios, pienso en la propuesta de Mieke Bal en su obra :Teoría de la narrativa, para quien el espacio se define como la percepción que del lugar posee el personaje.

[….] verdaderamente era un hombre viejo demasiado viejo; ya ‘había cruzado la barrera de los setenta, y sus insoportables desasosiegos; síntomas de resquebrajamiento, desequilibrios percepciones confusas torcidas, la proximidad del final irremediable, el definitivo e inabordable misterio de la muerte.” (30)

Por otro lado la ciudad abandonada, la ciudad muerta se asimila al infierno; la caída simbólica de la ciudad muerta, se aproxima a las antiguas sagas y de los viajes a los infiernos. En la novela de Marcalle se privilegia el encuentro del lado oscuro de la conciencia con una atmosfera de muerte y desencanto, dolor y fracaso.

En La manipulación de los espejos la manera textual de la que se vale el autor para relatar la novela, es caótica. La prosa fraccionada es cruda, hiere, maltrata , es grotesca, transgresora . Diría que está construida a propósito de esta forma , la cual  presenta el deterioro de una ciudad y su  situación  actual.

Pienso en Mijail Bajtín, y en otros críticos que se valen de estos elementos estéticos para deconstruir y desmitificar historias de sociedades a punto de sucumbir. Es una invitación a construir al mismo tiempo un imaginario de la ciudad en la que deambula el protagonista con la misma intensión de identificar una salida en la medida que rebotamos en el caos, buscar una salida a este dialógo.

De otra parte Lubomir Doležel. En su artículo “Heterocósmica: Ficción y mundos posibles”. Refiere, que un mundo posible es un mundo concebible, construido por el ser humano y desvinculado de su planteamiento ontológico, con el fin de relacionarlo con el arte. El mundo posible es el resultado o producto del texto escrito. En el texto que analizamos de Marcalle Abreu, los mundos posibles o construcciones de mundos, es otra alternativa que nos presenta este inmenso texto. Mundos en los que domina una lengua cargada de imágenes, fruto de la imaginación y la fantasía del protagonista de esta historia:

Se deslizó por la primera brecha que encontró, Un callejón escambroso y abandonado que se estrechaba y ampliaba de manera muy extraña y paradójica [… ]en su huida encontró animales muertos , personas que se revolcaban sobre el fango y se quejaban de dolores insoportables , ropas ensangrentadas y más desperdicios.

 

[…]En el centro figuraba lo que alguna vez fue una gran plaza ahora arruinada, integrada por varias construcciones deshechas e inconclusa de varios pisos, algunas casas de estilo victoriano de madera y zinc, una pequeña iglesia pintarrajeada de azul y una bodega donde algunos parroquianos parecían beber y compartir[….] (36-37)

La novela aquí estudiada, es  una obra de tendencia existencialista que se vincula a la novela corta de Jean Paul Sartre. En la novela de Marcalle Abreu podemos notar los símbolos angustiantes, que traduce el estado de ánimo depresivo y la angustia del hablante. En ella se aprecia la caída de un mundo y el advenimiento de otro.

“Volvió el rostro y vislumbró otras penumbras, personas a las que engullía la negrura tras la puerta, dos o tres sujetos apáticos , de vestimentas desgarradas , los ojos tras enormes gafas oscura ;[…] la indiferencia mortal,[ …]esa carencia de interés por nada en este mundo”. (33_

El mundo del personaje es uno subjetivo, Estos recuerdos no son los de un pasado real, sino los de un tiempo que se resuelve en la interioridad del individuo, es el tiempo subjetivo de los anhelos. La existencia se filtra a través de lo subjetivo y lo irracional. El protagonista sufre la enfermedad del siglo, “el tedio” y la falta de motivación producto de las condiciones sociales que están sucediendo en ese momento en el país .

Hemos analizado La manipulación de los espejos de Marcalle Abreu, desde nuestra visión crítica amparándonos en algunos teóricos de la crìtica literaria.   Tomando en consideración la perspectiva de uno de los personajes, que para nosotros conforma parte del asunto que le preocupa al emisor. El señor Pemberton es una figura importante en esta novela, sobre todo porque a través de él podemos notar el manejo de los recursos estéticos. De los cuales   se vale el autor para comunicarnos la problemática que se plantea más adelante en esta novela.

La novela es fragmentada en capítulos muy bien logrados en donde el hablante denuncia lo que está sucediendo en determinados momentos históricos que provocan el deterioro de la sociedad en la que confronta. Para ello se vale de los personajes claves, situaciones que ocurren en determinado momento histórico de la Republica Dominicana. Cabe decir, que la ciudad de Santo Domingo funciona como referente y eje central para los sujetos que la habitan. Esto, lo podemos a apreciar en cada uno de los diálogos del señor Pemberton, en sus andanzas por las calles de la ciudad de Santo Domingo, donde detalla sus impresiones. Cada una de ellas viene combinada con algún tipo de reflexión sobre la realidad de lo que observa a su alrededor y los sujetos que la integran. Convoca el pasado no para destruirlo, sino para degradarlo en su discurso a lo más bajo esto lo apreciamos a través de las imágenes que nos revelando el personaje Pemberton, quien proyecta una actitud enunciativa  y desmitificadora.

Con este trabajo sobre la novela de Roberto Marcallé Abreu, dejo abierta una puerta para aquellos lectores y críticos que deseen escudriñar esta  y otras novelas del autor, desde otra perspectiva que no sea la social y política. De manera que tengan la oportunidad de ofrecer otras perspectivas al lector universal, otras formas de ver, o visiones de mundos .

Por otro lado, he basado mi estudio a la luz de los teóricos estudiados con la intensión, de desentrañar y valorar el texto de Roberto Marcalle Abreu, según los aspectos plásticos y estéticos que componen su obra.

Bibliografía.

Bachelard, Gastón. La poética del espacio. México. Fondo de cultura económica. 2006

Bajtín, Mijail. El carnaval en la Edad Media y el Renacimiento. El contexto de Francois Rabelais.  México: Editores. Alianza  Universidad. 1995

Di Pietro, Giovanni . Sobre la narrativa de Roberto Marcallé Abreu. San Juan P.R. Editorial Creditos  editoriales , 2006

Marcalle Abreu, Roberto. La manipulación de los espejos. Santo Domingo.R.D: Editorial Santuario. 2012

Silva, Armando. Imaginarios Urbanos. Colombia, Bogota:  Arauco editorial. 2006

Anuncios

Acerca de dorisan

San Juan, Puerto Rico Introducción Soy dominicana de nacimiento y vivo en Puerto Rico hace mas de veinte años. Amante del arte en todas sus vertientes, pinto al oleo, acuarela y otros medios . Me gusta el dibujo , el grabado sobre todo la litografía y el intaglio. Hablo varios idiomas entre ellos portugués, español, inglés, francés e italiano y algo de latín. Me gusta la música clásica, el jazz, me fascina el blue y el jazz caribeño contemporáneo. Estudié en el Departamento de Estudios Hispánicos en la Universidad de Puerto Rico donde obtuve un P.hD. en Literatura Hispanoamericana especializada en teatro hispanoamericano y dominicano. Soy maestra de arte y de literatura. Me gusta leer sobre todo los clásicos y la literarura que me acerca a mis raices. Con esto me refiero a la literatura hispanoamericana y caribeña. Escribo crítica literaria en algunas revistas. He escrito varios poemarios; Solo de pasión, soledades y otras ausencias, El olor de la palabra rota, Rasgada memoria. En ese espacio de nadie donde gravita la prudencia y Rapsodia demorada en el tiempo. Además de un libro sobre crítica de teatro. titulado: Mito y tragedia en el teatro hispanoamericano y dominicano del siglo xx.
Esta entrada fue publicada en Ensayos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s