Soledad que rescata de la sombra del silencio, el sonido mudo, estrangulado en la garganta por la queja de la palabra rota .

 
 
 
                Antonia Maito                                                  Doris Melo Mendoza.
 
“Soledad que rescata de la sombra del silencio, el sonido mudo, estrangulado en la garganta por la queja de la palabra rota”.
Por : Antonia Maito.
Córdoba , España.

Es un honor para mí el tener la oportunidad que tan amablemente me ofrece mi amiga Doris Melo, de poder dedicar unas palabras para la presentación de su libro. El olor de la palabra rota. Ella, es alguien con la que tengo en común la inquietud de expresar. Comunicar utilizando la palabra, cuando es algo más que un frío
texto limitado a la exposición de una serie de mensajes, dentro de un contexto encorsetado, ausente de corazón y alma. Sino que, por el contrario, se convierte en un bello santuario de sentimientos, y es entonces cuando me viene a la memoria un texto de Pablo Neruda:

“He aquí que el silencio fue integrado por el total de la palabra humana, y no hablar es morir entre los seres: se hace lenguaje hasta la cabellera, habla la boca sin mover los labios, los ojos de repente son palabras……
Yo tomo la palabra y la recorro como si fuera sólo forma humana, me embelesan sus líneas y navego en cada resonancia del idioma…”

Es sencillamente lo que la poeta Doris Melo logra con la palabra, le da forma humana y habla con un corazón palpitante, rebosante de belleza por ser luz de vida, navegando entre sus soledades rescatando de la sombra del silencio el sonido mudo, estrangulado en la garganta por la queja de la palabra rota,
No es solo un libro de poemas, es algo más, es un trocito de ella misma, de su sentir más íntimo, que modela con sus ágiles manos de poeta, sobre una arcilla cálida y suave que tiene poros transpirables hacia la eternidad. Allí, donde la muerte no habita, ni vuelve insumisa la huella ebria, hibernando en la nada.
Se derraman como el rocío en el amanecer, sobre las hojas inquietas de un rosal preñado de rosas. Sus versos melancólicos que atesoran una esperanza reacia a perecer entre olvidos hambrientos de sueños robados, dejando sedienta y añorante, la carne.
Es ese amor inacabado, reacio a no ser primavera, y en ese recorrido de alma inquieta, es donde florece cada poema, y un grito de rabia contenida dice;

“entonces… sepultaré palomas con los ojos…”.

Su lírica es una peregrina agotando todos los rincones de las sombras de la noche. Espejismos que a cuchilladas pretenden instaurar una realidad que sepulta como una guillotina la necesidad más íntima y sensual. Se escapan de entre sus dedos como eternas libélulas, las palabras, que bailan en ese aire viciado, disfrazadas de las más bellas imágenes que posee la retórica en el lenguaje;

“Y yo aquí,
en esta soledad de ámbar
que me envuelve,
en el regreso de tu aroma a sándalos.
y en el sin sentido,
me dejo llevar para coser olvidos
rasgando la piel de bandoneón
que me besa desnuda el alma.”

Me he preguntado muchas veces en mis paseos por ese caudal expresivo que posee Doris.., ¿Qué motor mueve su inquietud?, ¿Dónde anida el sentimiento que es en ella como el agua cantarina que baja del cerro para regar la tierra en la llanura?. Fresca y dulce se me antoja, y en estrecha armonía con todo el entorno. Disfrutando con los cinco sentidos esos bellos cuadros expresionistas que son sus poemas.
No podemos hacer un paseo rápido por ellos, hay que parar el tiempo y consentir que nuestra alma se embriague con todo el aroma y color que poseen; no hacerlo es como degustar un buen vino sin dejarlo reposar en tu boca antes de tragarlo, te pierdes lo más grande que posee, sus distintos matices en su sabor;

“La niebla de seda del dolor de mis versos
como sombras distendidas va perfumando el espacio,
como remiendos de luz cortadas en pedazos,
cual collage de encajes
deshechos por el tiempo,
la palabra melancolía
despierta en mí cada mañana”.

 
 
 
Anuncios

Acerca de dorisan

San Juan, Puerto Rico Introducción Soy dominicana de nacimiento y vivo en Puerto Rico hace mas de veinte años. Amante del arte en todas sus vertientes, pinto al oleo, acuarela y otros medios . Me gusta el dibujo , el grabado sobre todo la litografía y el intaglio. Hablo varios idiomas entre ellos portugués, español, inglés, francés e italiano y algo de latín. Me gusta la música clásica, el jazz, me fascina el blue y el jazz caribeño contemporáneo. Estudié en el Departamento de Estudios Hispánicos en la Universidad de Puerto Rico donde obtuve un P.hD. en Literatura Hispanoamericana especializada en teatro hispanoamericano y dominicano. Soy maestra de arte y de literatura. Me gusta leer sobre todo los clásicos y la literarura que me acerca a mis raices. Con esto me refiero a la literatura hispanoamericana y caribeña. Escribo crítica literaria en algunas revistas. He escrito varios poemarios; Solo de pasión, soledades y otras ausencias, El olor de la palabra rota, Rasgada memoria. En ese espacio de nadie donde gravita la prudencia y Rapsodia demorada en el tiempo. Además de un libro sobre crítica de teatro. titulado: Mito y tragedia en el teatro hispanoamericano y dominicano del siglo xx.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s