olvido y desamor en Palo Seco: polifonía de voces en la cuentística de Oscar Holguín -Veras Tabar.Por Doris Melo Mendoza

 Imagen

 

Oscar Holguín –Veras Tabar nace en República Dominicana. Desciende de una famila que emigra del interior de la isla a Santo Domingo, desde muy temprana edad .

En su trayectoria literaria ha escrito poesía, tres poemarios; Poema inconcluso de la plenamar, Sinfonía en la sombra desmadejada e Ínsula mía. El primero publicado en el (1999) y los otros dos publicados en el (2013). Además, ha incursionado en el género cuento. Habiendo escrito varios libros de cuentos infantiles (3). Ha escrito además un libro de cuentos con temática para adultos, el cual me ha llamado la atención desde un principio titulado Olvido y desamor en Palo Seco del (1999). Es sobre este libro que expresaré mi interpretación sobre los relatos que en el propone Oscar Holguín-Veras Tabar.

El autor de estos cuentos no se puede insertar en ningún movimiento literario particular, (de los conocidos a través de mi experiencia) pues, como veremos en su momento en la escritura de este autor, se aprecian ciertos detalles que lo acercan a la literatura que se escribe en Hispanoamérica para los tiempos del boom latinoamericano que todos conocemos. Particularmente reminiscencias de algunas obras de autores que debe haber leído el escritor y que por supuesto han dejado marcada su huella. Por otro lado están plasmados los elementos autóctonos de la isla de Santo Domingo, que están estéticamente bien definidos como el paisaje , el lenguaje coloquial y la problemática individual del hombre en su respectivo momento histórico y social, que lo distingue de otros cuentistas. Sin embargo no creo que sea interés del autor de ser catalogado de alguna manera en un estilo particular.

Si algo caracteriza a Holguín-Veras Tabar, son sus reflexiones sobre su propia práctica literaria, y sobre lo que ha leído en su devenir como lector interesado en aprender de cada lectura de la que se haya nutrido.

Su prosa es de profundo contenido poético como podemos apreciar en los siguientes fragmentos de este libro:

 

“…el sol apenas calentaba, se mostraba tímido como si no quisiera eliminar la neblina que hermoseaba el panorama de esta mañana…”p.12.

 

“…Palo Seco me había marcado con su sol , con su brisa caliente , con sus chivos y sus bayahondas espejeando una silueta tenebrosamente árida; el calor de la zona que sentía terriblemente y agotaba mi paciencia.” 17

“La noche, sorpresivamente, se tornó clara, la luna venciendo pereza ascendía con bríos arrebatándole a las estrellas un lugar en el firmamento.”

 

 

En Olvido y desamor en Palo Seco, Holguín-Veras Tabar, presenta una combinación de realidad y fantasía a lo largo de todos los relatos que lo componen. Acción que se desarrolla en escenarios dominicanos, cuyos personajes reflejan el tipo de gente y vivencias del lugar. Con sus grandes problemática social, cultural, entretejidas con los mundos de algunos de estos personajes de naturaleza fantásticas como es el caso del cuento que lleva por titulo el mismo nombre del libro. Me refiero al cuento titulado Olvido y desamor en Palo Seco.

En este cuento particularmenteme atrevo a opinar que el autor se ha inspirado en personajes y sucesos que corresponden a la época de la dictadura de Trujillo. En el, se denuncian los atropellos ocurridos bajo el gobierno de los 31 años del dictador Rafael Leónidas Trujillo. Sucesos que el autor parcamente proyecta en este cuento. Aunque por su parte, no ofrece fechas específicas ni habla del dictador utilizando su nombre, pero como es obvio para cualquier lector que conozca nuestra historia y los referentes que utiliza el narrador , es posible que ubique este segmento del texto en la historia a la que me refiero. El autor pone en boca de un chofer llamado Alirio, un personaje que narrará los eventos ocurridos y de los cuales él fue testigo. De otra parte Alirio nos cuenta que fue el chofer de la Senadora de esa provincia, de quien nos ofrece datos que concuerdan perfectamente con una dama a la que alude, pero usando otro nombre por supuesto. Personaje que ha sido utilizado por otros escritores y que tiene mucha importancia al parecer dentro de la historia que corresponde a la nación dominicana. Se trata en este caso de doña María Ballesta como le llama el autor quien fue la primera Senadora mujer dominicana a quien se le otorgó por primera vez la oportunidad de dirigir ese espacio de la nación dominicana. Poder otorgado por el jefe como se hacia llamar Trujillo.

Veamos como la define el narrador, en este caso Aridio:

Siempre había sido chofer, fui seleccionado por doña María Ballesta para conducir su automóvil; por recomendación de ella me reclutaron en el ejército y me asignaron un revolver. Quedé convertido así, no sólo en el chofer de doña María, sino también en su guardaespaldas, su mandadero, su confidente y participando de cosas que don Ramón , su esposo no sabía.(21)

 

De manera que nos está diciendo en el entre líneas, una verdad que ya conocía de otro cuento que analicé y que tiene en común el personaje de Aridio con otro nombre, que también en ese otro cuento fue chofer de la senadora y el de la Senadora en este caso Palo Seco. Pero ambos muy cerca de la frontera con Haití y con el mismo historial sobre su amistad y servicios a la dictadura.

 

La voz del chofer se llena de admiración y respeto a esta dama que a pesar de ser una aliada de Trujillo, pero no por ello es considerada menos por la comunidad donde ejerció su posición como Senadora.

 

¡ Qué gran mujer! A pesar de ser mayor que yo, la encontraba hermosa, su tez blanca se mantenía bronceada, era amasada y menuda, pero su silueta estaba bien formada. Vestía de manera apropiada y elegante, su pelo lacio recogido se hermoseaba con sus hebras de plata…(22)

 

En este cuento que se inicia retrospectivamente de un presente cercano en el cual se fragmenta la historia y se inicia con el chofer ya viejo y cansado, amargado por su dejadez y la falta de amor de su propio hijo , el cual ahora lo desprecia.   Es esa conciencia atormentada y perturbada por un pasado que el no puede cambiar, aceptó en su momento como bueno lo que entendía era una responsabilidad para él. Tal y como decía, “que este era su trabajo”. Pero era a su vez un trabajo sucio del cual nunca debió asumir como responsabilidad pues incluso tuvo que matar a una persona por orden de la misma Senadora. Por ello, su hijo creció con vergüenza ajena y tan pronto pudo hacerlo se marchó dejando atrás la vergüenza de sus progenitores. Nunca le dijo nada a él ni a su madre, pero Alirio lo sabía . Reconocía en su mirada el desprecio por lo que una vez él no defendió. Su dignidad y principios de hombre honesto consigo mismo y por otro lado su familia. Eran otros tiempos y pensó que visitando a su hijo , este, quizás lo perdonaría y las cosas volverían a ser como antes. Pero fueron muchas las situaciones que lo condenaron al desamor de su hijo y que luego nos enteramos por el propio Alirio.

Esto lo vemos cuando Alirio nos habla de su hijo y por su actitud cuando este lo va a visitar. Pensamos de inmediato que es un desconsiderado, pero luego que sigue contando su historia, nos damos cuenta del asunto que lo lleva a escapar de ese pueblo e irse lejos de su familia para tratar de olvidar.

 

Cuando nos cuenta sobre la Senadora y su poder político, podemos apreciar que se trata de una denuncia del autor, un discurso que pone en boca de esas personas para indicarnos los conflictos y la falta de democracia que existía en el país para esa época entre líneas como veremos:

 

“En la provincia nadie tenía más poder político, económico y social. Ella era la protegida del presidente desde su ascenso”. …”de hecho ella era los ojos, los oídos y el brazo ejecutor del general-presidente”. (22)

 

 

Se denuncian crímenes en esa comunidad a partir de un rebelde que llega escapando de la justicias desde la capital.

El mismo Aridio se justifica para ejecutar al hombre por orden de la Senadora:

 

…esa noche a cumplir órdenes precisas. Esa encomienda guardaba relación con ese tipo apellidado Mejía; que era de una de las más importantes familias y de quien se comentó que estaba metido en la conjura. […] En realidad como me enteré por doña María tiempo después, había sido el mismo jefe quien trazando un plan le envió el mensaje de que por estar de bocaguá podía amanecer un día en la cuneta con la boca llena de moscas; que era mejor que no hablara del gobierno.”(23)

 

Como se puede apreciar Holguín-Veras Tabar deja claro que se trata del dictador cuando refiere que era el “general-presidente.

Los temas en los cuentos de este autor se alejan de las situaciones ambientadas en la ciudad. Más bien están ‘ plasmados en ambientes rurales, el campo, la gente del campo, sus costumbres, situaciones cotidianas del diario vivir. Matizados muchos de ellos por la tragedia que llega a través de la ironía situacional o por un error de cálculos, como es el caso del cuento del viejo que se robó los huevos y que se envenenó por no saber leer. En este cuento el amo de la Hacienda cuestiona al mayordomo acerca de unos huevos que se están robando del gallinero y le dice, que haga algo para coger al animal de cuatro patas o de dos patas que se está robando los huevos.

El mayordomo le refiere que ya ha preparado unos huevos inyectándole con una jeringuilla veneno y que por si acaso fuera un animal de dos patas le había puesto escrito la palabra veneno. Sucede que quien se roba los huevos es el padre del mayordomo, a quien llaman porque su padre se ha puesto mal y no se sabe que le puede haber provocado esa situación. El mayordomo muy preocupado le pregunta que se desayunó y él le dice que lo mismo de siempre huevos con víveres. En eso el mayordomo cae en cuenta y le pregunta que de donde eran esos huevos y su padre le dice que eran huevos sanos y buenos que no había nada que temer que los había tomado del gallinero del patrón. Entonces, el hijo alarmado le dice que esos huevos estaban envenenados, que por qué no leyó lo que decía. Entonces el padre le dice que el no sabía leer. Paradojas de la vida. El hijo mata sin querer a su propio padre. Este es uno de los cuentos que llevan a reflexionar al lector.

Distinguen este cuento el lenguaje coloquial, por un lado los personajes en su manera particular de hablar en esa región y por otro, el manejo irónico de ciertos personajes. Todo ello con el deseo de crear conciencia al lector, como en este cuento, en el que el viejo tomaba los huevos, los robaba. Pudiendo con ello perjudicar a su propio hijo, que era el mayordomo, actuando como un niño sin conciencia.

Otro cuento que me ha llamado la atención es el que se titula La ruta del hijo de Carmen de los Remedios. Un cuento del realismo mágico, donde los muertos hablan desde el más allá. Es un cuento que hay que leer con detenimiento pues desde el principio el personaje que no tiene nombre, que se reconoce como el hijo de Carmen de los Remedios, nos está tratando de decir que él no sabe lo que le está sucediendo desde el día anterior, y que le duele la cabeza, que no la siente y otros síntomas, que son atisbos o vasos comunicantes para llevarnos al final a toda la conclusión y esclarecer su estatus en el mundo de los vivos o de los muertos, entre la realidad y lo fantástico.

La muerte que no acepta hasta su final cuando conversa con otro ser fuera del tiempo la vieja Inmaculada, que reza incansablemente, Padre nuestro… para apaciguar el alma de los muertos o del mismo muerto que no sabe que está muerto.

Es un cuento que me retrotrae a Pedro Paramo, una novela de Juan Rulfo donde todos están muertos desde su inicio y no lo saben. El hijo Juan Preciado llega a Cómala a buscar a su padre Pedro Paramo que está muerto. Llega a Cómala para pedirle cuenta por lo de él y su madre. Luego en el pueblo fantasma aparece una mujer en el borde de una puerta recostada, es un fantasma como el que se le aparece al hijo de Carmen de los Remedios.

El hombre caminaba y se sentía como sin rumbo, como flotando entre las nubes. Muchas veces el caminar simboliza la búsqueda inútil de un futuro imposible.

Otro motivo ontológico que da unidad a estos cuentos es la memoria y lo que significa el recuerdo para el hombre. La memoria nunca funciona como escape mental a un pasado mejor, vivifica más bien una experiencia subconsciente que anula la posibilidad de una vida tolerable en el presente y el futuro se vuelve impensable. Los protagonistas de Holguín-Veras Tabar, aguantan la carga de una obstinada y acusadora memoria a lo largo de sus vidas. Todos los personajes son victimas de una memoria que les persigue.

En otros relatos la violencia se esconde detrás de una aparente tranquilidad, la venganza. Algunos personajes son victimas y victimarios de una hostilidad y desmesura que solo se viven en un pueblo bárbaro e irracional. Como es el caso del cuento del perro, a quien mató un hombre que conducía a toda velocidad por la carretera. Fue por accidente, pero el hombre no se paró siquiera a ver el perro. Sin embargo el dueño del perro para quien este lo era todo, pudo ver el carro y reconocer al individuo. Entonces trama su venganza plantándose en un extremo de la carretera para arremeterle con piedras cuando el victimario del perro regrese por la noche. Planeado todo con premeditación y alevosía para vengarse del otro, la muerte de su perro. Pero el extremo no es solo cometer un crimen que no quedará impune cuando le destruye el cristal al hombre golpeándolo con una piedra filosa que lo mata de inmediato. Le agrega luego una bíblica expresión final con descaro y frialdad, un refrán dicho con cierta ironía como para sentirse tranquilo “”Ojo por ojo y diente por diente”. Situación que se vive hoy día, la falta de conciencia y el rencor con el que vivimos a diario tomando venganza de todo lo que acontece.

Finalmente debo expresar honestamente, que hay mucho más que decir de la cuentística de Oscar Holguín-Veras Tabar y que invito a cualquier lector a que indague en los textos de este autor nuestro, que exhibe aspectos comprometidos y el desengaño a través de un diálogo de conciencia que finalmente nos lleva a cada uno a reflexionar sobre la naturaleza de cada uno de ellos.

Es importante para cerrar este diálogo recalcar, que los cuentos de Oscar Holguín- Veras Tabal son desarrollados en ambientes que el conoce muy bien, los cuales proyecta con imágenes de la naturaleza y a los cuales le imprime un lirismo poético muy particular desde su interior, producto de su experiencia como hacedor de palabras. Anécdotas de su infancia con las cuales nos identificamos profundamente. Por otro lado, la libertad de los personajes en estos cuentos, la estructura construida de silencios y la comprensión y catarsis que efectúa el lector conjugan la extrema nitidez del discurso de este autor.

Agradezco la generosidad del escritor Oscar Holguín Veras Tabar en haber puesto su confianza en mi visión sobre los cuentos que componen este pequeño pero sustancioso texto. Espero que todos los que le agraden la buena lectura disfruten de leerlo y tenerlo en su biblioteca.

 

Anuncios

Acerca de dorisan

San Juan, Puerto Rico Introducción Soy dominicana de nacimiento y vivo en Puerto Rico hace mas de veinte años. Amante del arte en todas sus vertientes, pinto al oleo, acuarela y otros medios . Me gusta el dibujo , el grabado sobre todo la litografía y el intaglio. Hablo varios idiomas entre ellos portugués, español, inglés, francés e italiano y algo de latín. Me gusta la música clásica, el jazz, me fascina el blue y el jazz caribeño contemporáneo. Estudié en el Departamento de Estudios Hispánicos en la Universidad de Puerto Rico donde obtuve un P.hD. en Literatura Hispanoamericana especializada en teatro hispanoamericano y dominicano. Soy maestra de arte y de literatura. Me gusta leer sobre todo los clásicos y la literarura que me acerca a mis raices. Con esto me refiero a la literatura hispanoamericana y caribeña. Escribo crítica literaria en algunas revistas. He escrito varios poemarios; Solo de pasión, soledades y otras ausencias, El olor de la palabra rota, Rasgada memoria. En ese espacio de nadie donde gravita la prudencia y Rapsodia demorada en el tiempo. Además de un libro sobre crítica de teatro. titulado: Mito y tragedia en el teatro hispanoamericano y dominicano del siglo xx.
Esta entrada fue publicada en Ensayos y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s