María Luisa Bombal: una voz discidente en la literatura hispanoamericana.

 Maria Luisa Bombal

Maria Luisa Bombar nació en Viña del Mar, Chile, (1910). En 1922 se traslada con su familia a París; realiza estudios en La Sorbona, donde presenta una tesis sobre Prosper Mérimée.
Los Bombal llegaron a Chile huyendo de la dictadura de Rosas… Cuenta la misma autora que muchos años después le impactó la dictadura de Rosas, pero en la niñez, las historias de su crueldad eran una leyenda para ella.
A los dieciocho años, entró a la Sorbona donde obtuvo un certificado de literatura francesa. Ella quería seguir con la literatura hispánica, pero, para eso, debía ingresar al programa de literatura comparada y ahí exigían el latín… que le resultaba la lengua insoportable! y por tal motivo no se hizo licenciada en Letras. Fue gran lectora de Paul Valery. De Baudelaire y de Verlaine.
En 1931 regresa a Chile y de ahí, en 1933, se traslada a Buenos Aires donde publica sus primeros cuentos en la revista Sur, dirigida por Victoria Ocampo, revista de la que también fuera colaborador Jorge Luis Borges.
María Luisa Bombal es autora de tres novelas breves: ¨La Amortajada” (1938), “La última niebla” (1935), “La historia de María Griselda”, y cuatro cuentos cortos (“El árbol”, “Las islas nuevas”, “Trenzas” y “Lo secreto.
Al igual que Borges, juega con la realidad y la fantasía y en sus obras es difícil distinguir cuándo está hablando lo real, y cuándo lo fantástico. María Luisa Bombal contrapone el terreno de la magia y del sueño de un mundo femenino con la brutalidad de un “cierto mundo masculine”.
En sus escritos entreteje lo misterioso con lo lógico, resultando ser, de esta manera, la modelización metafórica de una existencia postulada a partir de Friedrich Nietzsche y el pensamiento posmoderno. Desde una perspectiva ideológica, en la obra de María L. Bombal, esta funsión constituye en sí, una metáfora que es también un acto de insubordinación.
Por otra parte, su posición conservadora con respecto a la política y a la caracterología de hombre y mujer sorprendía, dado el hecho de que en sus textos desarrolla una visión transgresiva de dichas órdenes. Como ha expresado Agata Gligo en su biografía sobre Bombal .
Por otro lado , la creación literaria de Bombal, se gesta en los bordes de los movimientos artísticos que empezaban a entrar en vigencia en Hispanoamérica. Y, como en el caso de las pintoras; Frida Khalo, Leonora Carrington y Remedios Varo. La escritora chilena hace poco caso de los manifiestos literarios en boga, que, desde una perspectiva eminentemente surrealista, producían “mitificantes configuraciones de lo femenino”.
Desde una posición patriarcal, la escritura de la Bombal surge, de los márgenes de toda oposición binaria entre realidad e irrealidad, y la tensión básica nace, del enlace insólito, para que los esquemas tradicionales del conocimiento entre el misterio y la lógica.
Según testimonios de las décadas de los 30 y 40 María Luisa era una mujer excéntrica fuera de aquel centro regido por un código que regulaban el lenguaje y la conducta de las mujeres. Gustaba como mujer pero según la crítica tenía mucha personalidad para ser mujer, Una mujer que entendían en esa época debería ser pasiva.
La lectura de los textos de Bombal parece indicar, que la autora está inconforme con el papel asignado a la mujer de clase alta en la sociedad y, como disidente, pone en tela de juicio el orden patriarcal, pero sin querer ser parte del sistema ni proponer un orden social alternativo. Esta visión es corroborada por Bombal cuando, ante la pregunta sobre la intención de su trabajo, afirma que ella tenía pasión por lo personal, lo interno, el arte , la naturaleza. Ella afirmaba que no perseguía nada.
Al igual que los vanguardista la escritora experimenta con técnicas surrealistas , busca un nuevo lenguaje que definan un espacio a través del cual desarrollar los problemas íntimos que la aquejan.
Los cuentos de Bombal se publican entre los años treinta y cuarenta, aún no existían teorías como el feminismo radical de la diferencia o el eco- feminista de los años setenta de Helène Cixous con el surrealismo usado por Bombal. En los dos casos se puede apreciar una búsqueda común a través del inconsciente de un nuevo entendimiento del deseo.
Podríamos concebir, que los relatos líricos de la escritora son una muestra de escritura femenina y, a su vez, contienen ideas que podrían considerarse eco-feministas por su énfasis epistemológico y corporal enraizado en el mundo de las sensaciones. De tal manera que la voz narrativa crea un discurso multi sensorial desde el límite de lo irracional y lo racional para expresar su experiencia particular, demostrando la conexión entre la dominación de las mujeres y la de la naturaleza para subvertirla a través de la escritura.
En su novela La amortajada, Bombal reúne personajes que enfrentan el misterio de la vida de diferentes maneras frente a un mismo dilema: La belleza inhumana de María Griselda. Esta protagonista es la antítesis de Yolanda en cuanto a su belleza, pero es tambien la mujer tierra inalcanzable que se convierte, como señala Guerra Cunnigham .

Anuncios

Acerca de dorisan

San Juan, Puerto Rico Introducción Soy dominicana de nacimiento y vivo en Puerto Rico hace mas de veinte años. Amante del arte en todas sus vertientes, pinto al oleo, acuarela y otros medios . Me gusta el dibujo , el grabado sobre todo la litografía y el intaglio. Hablo varios idiomas entre ellos portugués, español, inglés, francés e italiano y algo de latín. Me gusta la música clásica, el jazz, me fascina el blue y el jazz caribeño contemporáneo. Estudié en el Departamento de Estudios Hispánicos en la Universidad de Puerto Rico donde obtuve un P.hD. en Literatura Hispanoamericana especializada en teatro hispanoamericano y dominicano. Soy maestra de arte y de literatura. Me gusta leer sobre todo los clásicos y la literarura que me acerca a mis raices. Con esto me refiero a la literatura hispanoamericana y caribeña. Escribo crítica literaria en algunas revistas. He escrito varios poemarios; Solo de pasión, soledades y otras ausencias, El olor de la palabra rota, Rasgada memoria. En ese espacio de nadie donde gravita la prudencia y Rapsodia demorada en el tiempo. Además de un libro sobre crítica de teatro. titulado: Mito y tragedia en el teatro hispanoamericano y dominicano del siglo xx.
Esta entrada fue publicada en Ensayos y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s