Musiquito: Anales de un déspota y un bolerista. Novela que se inserta en la nueva novela histórica. Por: Doris Melo Mendoza.

Musiquito: Anales de un déspota y un bolerista. Novela que se inserta en la nueva novela histórica.
Por: Doris Melo Mendoza.

Enriquillo Sánchez, es un escritor dominicano contemporáneo que se inserta a mi juicio en la generación de los años 70. Lo conocí en sus años de estudios, pertenecíamos a la misma generación de estudiantes de la Universidad Autónoma de Santo Domingo. Una época muy convulsa en la que se formaron varios grupos rebeldes partidistas que incitaban continuamente al llamado de los estudiantes. Demandaban la lucha por lo justo, luchábamos por el medio millón de pesos que le correspondía por ley a la universidad, durante el gobierno de Balaguer, en los doce años de su gobierno. El gobierno de Joaquín Balaguer y sus atrocidades, persecuciones y represión militar, en el que se manejó la justicia en contra de los principios que gobiernan. Fue durante ese tiempo de los doce años, aquellos en los que murieron muchos estudiantes y jóvenes partidarios de la izquierda o contrario al gobierno de los años 70 en República Dominicana. No fue hasta 20 años después de graduarme , después de más de dos décadas, cuando estuve investigando sobre literatura dominicana post dictadura, para mi tesis de maestría. Entonces leí sobre los ensayos, su poesía y su novela Musiquito.

La crítica literaria inserta a Sánchez en la época posterior a la dictadura de Trujillo más o menos para los años 70. Fue en el año 1993 cuando publicó su primera novela, Musiquito: Anales de un déspota y de un bolerista, que se inserta en la “Era de la dictadura de Trujillo”.

Las características de su novela se prestan para más de una interpretación, debido en parte, a la forma en que está construido el texto, lo cual le permite al lector acercarse a diferentes puntos de vista; desde la visión carnavalesca en el que prevalece lo dialógico y la heteroglosia. Es decir, desde las perspectivas del teórico ruso, Mijaíl Batín, hasta una visión que se acerca a la nueva novela histórica.

La novela de Sánchez, presenta un discurso comprometido que comparte y ofrece similitud a otras novelas, como La otra Penélope y La balada de Alfonsina Bairán de Andrés L. Mateo. Ritos de cabaret, de Marcio Veloz Maggiolo, Solo cenizas Hallarás (bolero ) de Pedro Vergés entre otras. En otras palabras, todos estos textos son testigos fieles de la dictadura y de ese momento que culmina con la caída de la dictadura.

De otra parte se podría afirmar, que la novela de Sánchez conversa no solo con el diálogo histórico sino con las técnicas utilizada por los escritores anteriormente mencionados. La novela en su contexto, trata de la dictadura de Trujillo, sin embargo no utiliza el nombre de Trujillo sino que caricaturiza y ridiculiza la figura del dictador. Satiriza y degrada a Trujillo con la intensión de desmitificarlo y para ello se vale del humor , la risa y la parodia entre otras formas carnavalescas que refiere Mijaíl Bajtín en su obra El carnaval en la Edad Media y el Renacimiento: en el contexto de François Rabiláis.

El dictador en esta novela es un déspota que responde al nombre de Porfirio Funes. Esta se inserta como bien he referido antes en la novela de la dictadura, pues su discurso se centra en ese momento histórico correspondiente a mayo del 1961 cuando asesinan al dictador Rafael L. Trujillo Molina

Al comentar sobre Musiquito: Anales de un déspota y de un bolerista. podríamos expresar que, aunque el texto de Sánchez es poco conocido en el ámbito literario por ser esta, una obra que no ha circulado lo suficiente fuera del país, sino que se ha mantenido apartado dentro del “insularismo dominicano”. Como bien diría Federico de Onís cuando afirmaba que la literatura de Puerto Rico y en este caso la literatura dominicana era poco conocida fuera de la isla gracias al “insularísmo”. Onís señalaba […] es un hecho complejo que no nace del aislamiento cultural ni de la falta de contacto con el resto del mundo. Sin embargo no deja de ser muy importante para conocer el desarrollo de la narrativa de Sánchez. Insertarla en este estudio dialogando con escritores como Veloz Maggiolo y Andrés L. Mateo, lo cual resultará interesante para denunciar y desmitificar la dictadura. Considero que esta obra al igual que la de otros autores que comparten el momento histórico nos permitirá captar más allá del diálogo del hablante, el discurso del personaje en el entre líneas como veremos más adelante.

La novela de Sánchez no pretende ser una novela histórica sobre la dictadura como las que se han publicado en Hispanoamérica, me refiero a escritores Como Gabriel García Márquez, Roa Bastos, Mario Vargas Llosa, Alejo Carpentier, entre otros. Es una novela que refiere a la dictadura de Trujillo en cuanto a la historia que se lee en el entre texto. Es decir, en referencia al discurso de Musiquito quien nos cuenta sobre El Poblador cuando se refiere a Funes, quien en este caso encarne al dictador Trujillo. Su discurso es muy particular, es uno, en el que el narrador nos toma de la mano y nos sumerge en esa ambigüedad e incoherencia con el que se teje el discurso de lo histórico. Parece existir el interés de Sánchez en esta novela, de proyectar el discurso de la nueva novela histórica y su propósito es el que otros novelistas referidos anteriormente habían experimentado en su discurso denunciatorio.

La nueva novela histórica cuestiona las verdades del discurso oficial. Se aleja de la rigurosa documentación y recreación de la historia basada en los textos canónicos. La nueva novela histórica es como refiere Linda Hutcheon una meta fisión historiográfica.

De otra parte, la nueva novela histórica, como acertadamente puntualiza Fernando Aínsa; “se ha embarcado, así en la aventura de releer la historia, especialmente las crónicas y relaciones, ejercitándose en modalidades acrónicas de la escritura, en el pastiche, la parodia y en el grotesco, con la finalidad de descontruir la historia oficial”.

El texto de Sánchez ofrece el buen manejo de las técnicas y un amplio conocimiento del lenguaje. Podría decirse que al mismo nivel de otros escritores de su tiempo, como veremos en el desarrollo de este segmento. Musiquito, trata sobretodo de un hablante dominicano repasando lo histórico, Es un texto historiográfico que se inserta en la nueva novela histórica.

De otra parte, Sánchez desmantela el discurso de la dictadura tomando partida de la ironía y el sarcasmo características propias, de la nueva novela histórica. Además del uso de la intertextualidad, la transgresión, características tambien de la antes señalada nueva novela.

El narrador de esta historia es el hijo de Musiquito, cuenta la historia en forma jocosa, cómica y absurda del déspota dominicano (Trujillo) alias Porfirio Funes, y de sus bolerista compositor y compañero Musiquito. Porfirio Funes es un dictador trastornado y degenerado que gobierna a su antojo la República Dominicana. La novela se apoya en la idea, la cual es narrada en prosa, cuyos protagonistas son Musiquito y Porfirio Funes Aguasvivas.

Según Fernando Valerio Holguín, Sánchez , desde el inicio propone algunos asuntos importantes en el texto estudiado. Señala que el autor de la novela escoge representar un pasado histórico pero, a diferencia de sus antecesores hispanoamericanos, introduce un elemento innovador en el discurso, el bolero.
( Valerio Holguín 194)

En Musiquito, el discurso implicado en la letra de bolero, se privilegia sobre las historias que se cuentan, historias escogidas y designadas por el déspota Funes con la finalidad de recrear la imagen del dictador.
La novela se inicia con el narrador, el hijo de Jacinto Aguavivas. (Musiquito). La historia se inicia con los jóvenes dialogando. En ella, el narrador observa la guitarra manchada de sangre que perteneció a su padre. Es como ha señalado la crítica , una narrativa retrospectiva, en el que la nostalgia se apodera del joven Aguas vivas. Recuerda los años pasados y el primer bolero que su padre compuso en su honor.

El tono de la narración es uno triste, de nostalgia y en su desesperación por no saber a ciencias cierta si la sangre que mancha la guitarra será de su padre o de Funes. Su preocupación es en realidad, ¿a quién pertenece la sangre que manchó la guitarra? Esto lo refiere el narrador para que el lector delibere la realidad del asunto ya que se trata de una ficción burlesca de la historia, que tal vez esto sea irrelevante. Sobre todo conociendo el otro lado de la historia de cómo había muerto el tirano Trujillo a quien encarna Funes. Es solo un segmento de la historia absurda que se cuenta en la novela como otros fragmentos que no guarda ninguna relación con los hechos reales de la historia de la tiranía . Tal y como lo refiere la nueva novela histórica Sánchez, se vale del discurso carnavalesco, grotesco e irreverente. Por otro lado la sátira y el humor, son utilizadas por el narrador, como instrumentos para descontruir el discurso oficial y el discurso de poder:

El se abrazó a la guitarra cuando le habían despedazado el diafragma, pero mi padre se la arrebató en el acto, herido en el páncreas y en las ingles por las descargas apocalípticas del tiranicidio. No sé. Aunque parece sangre de dos hombres, es la misma atroz y acosada sangre. Lo aclaro a tiempo para que nadie después alegue inocencia. (9)

De otra parte la critica ha señalado y creo que merece importancia, que la novela trata del padre de un joven que cuenta su historia, la búsqueda del padre como un tema fundamental de esta novela. Nos remite al viaje retrospectivo de Juan Preciado en Pedro Páramo de Juan Rulfo. Ambas novelas dan inicio con el hijo que decide investigar la muerte de su padre. Sucede todo esto que se cuenta después de la muerte de su padre. En ambas novelas están contenidos los mismos hilos conductores. Además si ponemos atención las dos novelas tratan de figuras paternas crueles, asesinas, que se burlan de la ley y disfrutan de todas las mujeres que desean. Aunque si bien es cierto el padre, Musiquito solo era músico de Funes mientras Pedro Páramo era un hombre tremebundo, hostil, que más se acerca a la figura del dictador Trujillo.

Musiquito es forzado en cierta forma a componer boleros que documentan los esfuerzos de Funes por parecer bueno ante la sociedad. No obstante parece que a Musiquito no le fue del todo mal en esa relación de intimidad y cercanía con el dictador, pues él siempre le acompañaba en sus viajes y compartía sus borracheras

Los boleros que se intertextualizan en la novela captan varios aspectos de la vida en la República Dominicana durante el gobierno de El Poblador Funes quien encarna a Trujillo. La composición de boleros es presentada en esta novela en un proceso histórico. En este segmento podemos observar la burla del hablante al contar graciosamente un texto en el que prevalece la ambivalencia, la incoherencia y la ironía. Observemos, el diálogo que se presenta y refiere a Musiquito parece más bien otro discurso . Se trata del hablante lírico cómico de la poesía de Sánchez que aflora en el texto:

[…] Musiquito se veía cada vez más hundido en la guitarra de la desgracia, con su trío de muerte (o de consolación) que interpretaba los boleros más lluviosos —y más agrios en el marisco de la ternura— de la historia sin cronistas del amargue y de los fastos sin comensales del horror.(33)


En esta novela el narrador presenta los hechos alterando el orden como si no hubiesen ocurrido en realidad más sin embargo el discurso denunciatorio se cuela en el texto con el debido respeto, pues, su propuesta no es más que desmitificar o descontruir el discurso de la dictadura.

Sánchez transgrede lo histórico oficial presentando los hechos tergiversados y para ello se vale de los argumentos que utiliza la nueva novela histórica trastocando el discurso oficial, presentando el mismo discurso tergiversado valiéndose entre otros recursos como la ironía, un discurso satírico. No obstante a la vez que transgrede lo histórico degrada al discurso oficial de la dictadura. Con ello Sánchez desmitifica una de las figuras más desacreditadas como dictador en el Caribe e Hispanoamérica y más destacados del siglo XX. Comparte con escritores nacionales su compromiso con el pueblo de no olvidar esta época, no olvidar la sangre que costó la democracia que hasta el día de hoy se ha logrado mantener en el país. Sobre todo la libertad de expresión y de manifestarse como ciudadano de una nación libre.

Bibliografía
Aínsa, Fernando. La novela histórica. México: Volumen 1 de Cuardernos de Cuadernos. Universidad Nacional Autónoma de México. 1991

Perkowska, Magdalena. Historias Híbridas. La nueva novela histórica latinoamericana (1985-2000) Ante las teorías postmodernas. Madrid: Iberoamericana 2008.

Sánchez, Enriquillo. Musiquito. Anales de un déspota y un bolerista. Santo Domingo: Editorial Taller 1993

Anuncios

Acerca de dorisan

San Juan, Puerto Rico Introducción Soy dominicana de nacimiento y vivo en Puerto Rico hace mas de veinte años. Amante del arte en todas sus vertientes, pinto al oleo, acuarela y otros medios . Me gusta el dibujo , el grabado sobre todo la litografía y el intaglio. Hablo varios idiomas entre ellos portugués, español, inglés, francés e italiano y algo de latín. Me gusta la música clásica, el jazz, me fascina el blue y el jazz caribeño contemporáneo. Estudié en el Departamento de Estudios Hispánicos en la Universidad de Puerto Rico donde obtuve un P.hD. en Literatura Hispanoamericana especializada en teatro hispanoamericano y dominicano. Soy maestra de arte y de literatura. Me gusta leer sobre todo los clásicos y la literarura que me acerca a mis raices. Con esto me refiero a la literatura hispanoamericana y caribeña. Escribo crítica literaria en algunas revistas. He escrito varios poemarios; Solo de pasión, soledades y otras ausencias, El olor de la palabra rota, Rasgada memoria. En ese espacio de nadie donde gravita la prudencia y Rapsodia demorada en el tiempo. Además de un libro sobre crítica de teatro. titulado: Mito y tragedia en el teatro hispanoamericano y dominicano del siglo xx.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s