Confesiones de una mujer lucía: un ensayo sobre la escritura de Mayra Santos Febres desde la perspectiva del carnaval de Mijaíl Bajtín”.

mayra_santos-febres31

Mayra Santos es una escritora puertorriqueña. Nació en Puerto Rico (1966-). Estudió en la Universidad de Cornell donde obtuvo el grado de Ph.D en literatura. Ha escrito una variedad de géneros, entre ellos; poesía, cuento, novela y el ensayo.

El ensayo de Santos Febres que analizamos se titula “Confesiones de una mujer lucía” de su libro tituladoColor de piel. Una colección de ensayos, en los que Santos Febres trata la negritud y otros temas de relevancia social. Todos relacionados con la mujer negra y su entorno.
A santos Febres le interesa destacar de alguna manera el feminismo como propuesta literaria y para ello se vale de la ironía, la transgresión, la desmitificación, la parodia y otros elementos carnavalescos que enriquecen el texto como veremos más adelante.

En “Confesiones de una mujer lucía”, la hablante muestra o denuncia a una mujer que rompe con todos los esquemas establecidos por la sociedad, entre ellos la moral. Establece una ruptura con lo que se espera de ella como mujer en cuanto las reglas del decoro moral. Es una obra en la que se puede observar: la ironía, cuando la autora refiere las cualidades de esa mujer a la que identifica como lucía.
Desde el inicio. podemos notar, que el tono de la hablante es uno descarado, cínico en la que manifesta la burla y el humor. De inmediato nos define lo que es una mujer Lucía, no obstante ya lo hayamos entendido por el título que es muy preciso . Aún así, ella define a la mujer lucía como una mujer que transgrede los cánones:

“Todo el mundo sabe que lo peor que hay en el mundo es una mujer lucía, peor que un hombre echón y que una visita inesperada de los suegros de New Jersey. Una mujer lucía atenta contra las fibras más profundas del tejido social.”

De manera, que la mujer lucía irrumpe en la sociedad con la intensión de crear desasosiego, para ello se vale de la parodia pues se burla de la mujer educada y fina. En este caso hace referencia a La Dama de las Camelias que como sabemos es un texto clásico:

…, “que no se sabe comportar como una señora silenciosa, recatada, un tanto elusiva y formal elegantemente lejana”.

Así vemos que el referente es un texto, que la ensayista está citando de la obra de Alejandro Dumas. Incluso, cuando la hablante tergiversa el sentido del texto, que refiere a manera de parodia como he señalado antes.
Es también intertextualidad, porque aún sea tergiversado el hipotexto clásico, al final cita incluso el nombre del autor:

“…pues desde el momento en que se debe ser como la “Dama de las Camelias” dedicada a su tos tuberculosa, a su fragilidad.”
Ya aquí, de entrada presenta la burla hacia el texto clásico de la literatura. La dama de las camelias de Alejandro Dumas. “Una mujer lucía no se taparía jamás la boca con un pañuelo de Holanda, aguantando hasta el desmayo para no ofender al prójimo. Una mujer lucía no se taparía la boca, tosería ancho frente a todos y diría ¡Que tú quieres si tengo tuberculosis! ¡Adiós cará…!”

La parodia, la risa, la intertextualidad y la transgresión son una constante en el discurso de Santos Febres. Con ello se aprecian las características del carnaval de Mijaíl Bajtín , crítico ruso, psicólogo, estructuralista, quien en su tesis doctoral propone una teoría de su investigación sobre la cultura popular en la Edad Media y el Renacimiento en el contexto de François Rabelais. Un trabajo en el que proyecta el carnaval en la literatura. Desde ese espacio, se transgrede en la sociedad. Es, en ese universo donde la gente vive libremente en comunión con los demás. En el carnaval todas las personas son iguales no hay distinción ni rango, no hay jerarquía. En otras palabras, se mezclan los ricos con los pobres, se burla la iglesia y los gobernantes, se transgreden los cánones de la sociedad.
En el carnaval no existen los límites. Sin embargo esto no se presenta, más que por un corto período de tiempo. En este ensayo la autora refiere que se trata de unas horas en las que la mujer lucía vuelve al revés el bar, que es el espacio público donde ella es el centro de atención.

Sabemos que Santos Febres es defensora de la mujer y de la negritud. “Defiende la caribeñidad”, mezcla de razas africana y blanca. Estas convicciones salen a relucir en toda su obra. En sus escritos reivindica la libertad sexual y personal de la mujer, los derechos de las comunidades homosexuales y la negritud, además de la esencia del puertorriqueño como caribeño y antillano.

Por otro lado el ensayo Confesiones de una mujer lucía, es una muestra de un mundo al revés, un mundo carnavalesco, donde Santos Febres presenta un espacio o mundo contagiado por un mismo lenguaje, todas las voces tienen una misma jerarquía de igual resonancia, todos se contagian y se comportan en igualdad de rango y poder. No importa la clase social ya que todos están unidos en una hermandad como cuando las mujeres se disponen a bailar, sudan y se levantan las faldas mostrando sus partes bajas, se ríen grotescamente.

En el carnaval de Bajtín la exposición de los genitales y las partes bajas de la mujer como los muslos, las caderas, las nalgas, son importantes y se compara con los ritos celebrados en la antigüedad , tal y como lo podemos constatar en su estudio sobre Rabelias.

En el carnaval, el espacio físico es un lugar abierto pero en este ensayo de Santos Febres, el lugar donde se presenta la acción es en un bar . Es allí donde se llevan a cabo todas estas manifestaciones. Tanto en el carnaval como en la escritura de de Santos Febres, se observan dos mundos; en uno se presenta la vida desde el exterior, la sociedad, las leyes, los policías, las damas de las camelias, las mujeres prototipo de la sociedad clásica y educada. Por otro, la vida dentro del carnaval, mujeres dándose shock de tequila, levantándose la falda, sudando, riéndose, hablando duro etc. Es esa otra vida, al revés, la misma que se percibe en el carnaval.

En el bar se observan todo estas manifestaciones que exhibe la mujer lucía como; violentar el orden civil y el decoro las cuales son expuestas por la hablante con un doble propósito. Por un lado desmitificar la figura del hombre rebajándolo de su papel de macho proveedor de tragos, de macho tumba gevas e igualándolos y sumándolo a las comparsas de mujeres que bailan toda la noche en el bar sin prejuicios.

Por otro lado la hablante quiere reivindicar su personaje, la mujer lucía con la que comparte su manera de ser y se suma a ellas y las demás mujeres del bar. Refiere que es tan solo un simulacro porque la mujer lucía no es una bruta, ni superficial. La mujer lucía, ha estudiado en los mejores colegios, sus padres le pagaron maestros de piano, le trataron de enseñar “las buenas costumbres” , hablar en tono bajo y pausado. La mujer lucía fue a la universidad . Ella, la mujer lucía es como es, porque nació así ….Ella, la mujer lucía es transgresora y sabe que lo es, nadie la puede detener. Tampoco le interesa irse contra los hombres porque ella los considera interesantes pero no aprueba el que los hombres le gustan las mujeres como La Dama de las Camelias, sumisa y dócil, conservadora, encerradas en sí mismas. Busca romper con los roles asignados por la sociedad , de otra parte rompe con los esquemas machistas. Ya que en el mundo post-industrial la mujer se ve como una anatema . Esto amenaza a muchos hombres machistas, reconocer que la mujer tiene derechos iguales a él, por tal motivo ellos, ven la mujeres como un problema o una amenaza en la sociedad. En realidad las mujeres lucías en este ensayo, están burlándose de los hombres haciendo lo que ellos no quieren.
Como ya he referido antes las mujeres lucías saben que el lucimiento es un simulacro. Buscan prepararse para aparentar ser atrevidas ( con las máscaras del carnaval), para lograr su cometido. El atrevimiento que le permita crear un mundo diferente, donde haya espacio hasta para bailar sobre las mesas de billar, libres al fin.

El propósito de la autora es crear conciencia en aquellas mujeres que todavía están dormidas en la sociedad a la que pertenecen. Es uno para reflexionar sobre las normas y juicios que estigmatizan a la mujer en la sociedad. Para crear conciencia de quienes somos como mujeres en una sociedad donde todavía se margina a la mujer, se le considera un objeto sexual, se le ve como superficial y poco confiable.

Muchos hombres piensan que las mujeres son de su propiedad, puesto que piensan , que una vez firman el documento del matrimonio, esto, les permite tener el poder de lograr lo que ellos entienden por control de la mujer ( obediencia ) por respeto. Cuando se quita la máscara y trata de usar lo que considera de su propiedad es que ocurren las desgracias. Pues el hombre aún en pleno siglo xx se comporta como un salvaje incluso llega al extremo de golpear a la mujer y matarla de ser necesario. Porque los hombres entienden que la mujer deben aceptar y aguantar hasta la última irreverencia y falta de respeto. Lo considera así por condicionamiento , porque es lo que ha aprendido en la sociedad patriarcal en la que aún estamos viviendo …
.
La hablante de este discurso feminista comprometido se vale del carnaval y la transgresión literaria para reivindicar el derecho a la libertad que todo ser humano posee y le corresponde. Por ello Mayra Santos Febres ha señalado en una de sus entrevistas […] “mientras existan hombres que estén maltratando y matando mujeres en la sociedad… , estaré escribiendo y demandando a través de la literatura como lo he hecho hasta el momento[….]

Pienso que el ensayo es en si uno de reflexión. Al principio el tono del mismo permea la ironía, y el humor pero en la parte final cambia el tono y es uno serio en el que notamos que la hablante nos está invitando a leer entre líneas para que reflexionemos y de esta manera tengamos conciencia de quienes somos , de esa mujer que podemos ser como la protagonista, la que ella designa como Mujer Lucía.

Anuncios

Acerca de dorisan

San Juan, Puerto Rico Introducción Soy dominicana de nacimiento y vivo en Puerto Rico hace mas de veinte años. Amante del arte en todas sus vertientes, pinto al oleo, acuarela y otros medios . Me gusta el dibujo , el grabado sobre todo la litografía y el intaglio. Hablo varios idiomas entre ellos portugués, español, inglés, francés e italiano y algo de latín. Me gusta la música clásica, el jazz, me fascina el blue y el jazz caribeño contemporáneo. Estudié en el Departamento de Estudios Hispánicos en la Universidad de Puerto Rico donde obtuve un P.hD. en Literatura Hispanoamericana especializada en teatro hispanoamericano y dominicano. Soy maestra de arte y de literatura. Me gusta leer sobre todo los clásicos y la literarura que me acerca a mis raices. Con esto me refiero a la literatura hispanoamericana y caribeña. Escribo crítica literaria en algunas revistas. He escrito varios poemarios; Solo de pasión, soledades y otras ausencias, El olor de la palabra rota, Rasgada memoria. En ese espacio de nadie donde gravita la prudencia y Rapsodia demorada en el tiempo. Además de un libro sobre crítica de teatro. titulado: Mito y tragedia en el teatro hispanoamericano y dominicano del siglo xx.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s